volver

seccion

Información

La calle Avellaneda

La calle Avellaneda es hoy la entrada a nuestro floreciente pueblo.
Hace muchos años... era un callejón en donde el viento norte levantaba densas polvaredas y por donde transitaban enormes y altos carros tirados por varios caballos que pesadamente arrastraban el fruto de las cosechas. Uno tras otro como enormes elefantes, haciendo chirriar sus gastadas ruedas, atravesaban llevando pesadamente su carga. Han quedado en el olvido, en el pasado, y hoy han sido remplazados por veloces y modernos camiones.

Esta calle también era transitada por grandes tropas de ganado que lentamente eran conducidas por cansados y sufridos troperos que debían soportar las inclemencias del tiempo, lluvia, viento, granizo, heladas y fuertes calores. Al grito de ¡tropa!... ¡tropa!... el ladrido de los perros y el mugir de la hacienda, era un espectáculo verlos pasar especialmente cuando llovía, envueltos en grandes capas negras que cubrían casi todo el caballo.

El progreso dejó atrás todo aquello y hoy sólo pasa a ser recuerdo, hoy la calle Avellaneda ha dejado de ser un callejón, el asfalto ha cubierto sus guadales y la luz eléctrica su oscuridad. Modernas casas cubren sus terrenos baldíos y cómodos y veloces automóviles la transitan, el progreso avanza y la historia aumenta en sus páginas.

(1) Extraído de recopilación realizada por la docente Esther de Ancheta y alumnos de séptimo grado, Escuela "El Gran Capitán", 1988. (2) Actualmente, la denominación de esta calle es Av. Dr. Carlos Sodini.